Tsunami Evangelico

tsunamiLa Iglesia Católica se enfrenta al avance imparable de la Iglesia evangélica en todo el mundo, sobre todo en América Latina, Africa y Asia, estiman los especialistas.

“Hoy en día, un 75% de los misioneros en el mundo son americanos y la gran mayoría pertenece a Iglesias Evangélicas.

La Iglesia Católica se enfrenta al avance imparable de la Iglesia evangélica en todo el mundo, sobre todo en América Latina, Africa y Asia, estiman los especialistas.
“Hoy en día, un 75% de los misioneros en el mundo son americanos y la gran mayoría pertenece a Iglesias Evangélicas.

A fines del siglo XIX, dos de cada tres misioneros cristianos en el mundo eran católicos, y la mitad de ellos franceses”, señala Odon Vallet, historiador francés de las religiones. “Una de las tareas del nuevo Papa será consolidar la Iglesia Católica frente a las Iglesias Evangélicas”, agregó.

Según AFP en el mundo hay actualmente 1.100 millones de católicos, unos 600 millones de protestantes -entre ellos numerosos evangélicos, sobre todo pentecostales- y 200 millones de ortodoxos. En China, tierra de cultivo para el desarrollo del cristianismo, según los especialistas, católicos y evangélicos compiten entre ellos.

El pentecostalismo, sobre todo, se ha convertido en uno de los principales factores de expansión del cristianismo en el mundo. Nacido en 1906 en Los Angeles (California, Estados Unidos) con el pastor negro William Joseph Seymour, ganó 300 millones de fieles en un siglo.

El éxito de los pentecostales se explica por la relación directa con Dios, la calidez y la vitalidad de las celebraciones con a menudo sanidades milagrosas, la flexibilidad jerárquica y el proselitismo. La mayor Iglesia Pentecostal del mundo está en Corea del Sur, con la Iglesia “Pleno Evangelio” del Pastor Paul Yonggi Cho, que tiene más de 700.000 miembros y se ha expandido por Africa, América Latina y Europa.

Los evangélicos representan un 25% de la población surcoreana, incluso si su progresión parece detenida desde la democratización y el desarrollo de un antiamericanismo violento, señala Nathalie Luca, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de París.

En América Latina, donde vive casi la mitad de los católicos del mundo, “los pentecostales están en plena efervescencia, representan entre el 10 y el 20% de la población según los países, con fuerte presencia son Brasil, Chile y Guatemala”, explica Jean-Pierre Bastian, director de investigaciones en el Instituto de Altos Estudios de América Latina en la Universidad de París III. La Iglesia Universal del Reino de Dios, fundada en 1977 en Brasil por Edir Macedo, tiene más de tres millones de adeptos y se ha desarrollado en los países de España, Sudáfrica y Francia.

Esta “mutación religiosa” comenzó en los años 1960 entre los pobres y marginales y se amplificó gracias a los medios de comunicación modernos. “El catolicismo sigue siendo mayoritario, pero está sometido a fuertes competencias que van aumentando con la desregulación religiosa en América Latina”, afirmó.

El experto no cree en la hipótesis de que un “complot” estadounidense desarrolla el pentecostalismo para contrarrestar la teología católica de la liberación y la oposición a las dictaduras militares. Según él, el pentecostalismo supo integrar las tradiciones locales con la religión y creó por ejemplo la samba-gospel o la lucha contra los espíritus, al mismo tiempo que fomentó una “teología de la prosperidad” más popular que la de la liberación.

La Iglesia latinoamericana consideró primero estos movimientos como sectas y luego se “pentecostalizó” desarrollando un movimiento carismático, con curas como el archipopular Marcello Rossi de Sao Paulo, una verdadera estrella de la canción religiosa que celebra misas multitudinarias, pero la preocupación esta latente y va por dentro, aunque siempre son mayoría y con más de mil millones de fieles en el mundo, y se sitúan en la cabeza de las religiones.

Fuente: Cristomorphosis.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *