Misericordia

misericordiaSALMO 136:23-24 “El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros, Porque para siempre es su misericordia; Y nos rescató de nuestros enemigos, Porque para siempre es su misericordia.”

El abatimiento es un estado oscuro del alma, el cual nos hace ver, sentir, pensar, que todo esta mal y sin salida. Del abatimiento a la depresión sólo hay un paso.
Existen muchas causas reales en la vida que nos traen el abatimiento. Todos en menor o mayor grado lo sufrimos.
Debemos tener mucho cuidado y precausión para saber como manejar los tiempos de abatimiento. Es bien difícil gobernar lo que uno siente, pero si no lo hacemos nuestros enemigos que están al acecho nos destruirán.
La mayoría de las personas que intentan suicidarse pasan previamente por una etapa de abatimiento. La vida no es un camino de rosas, sino más bien un camino de espinas donde tenemos muchas dificultades.
A veces no podemos cambiar las circunstancias, pero lo que sí podemos hacer es cambiar nosotros nuestra perspectiva de la vida, pues con el Señor de nuestro lado siempre existe una salida.
Dios es poderoso para sacarnos del pozo de la desesperación y de las profundidades del abatimiento. El lo hace porque para siempre es su misericordia.
La palabra “misericordia” significa “ponerse en la miseria del otro”. El único capaz de hacerlo es el Señor.
El pagó en la cruz un precio muy grande para que nosotros hoy podamos vivir libres de ataduras y abatimiento. Permítale al Señor en este momento oscuro de su vida que lo rescate.
Déjese llevar por su mano poderosa, y permita que El le abrace, lo cobije y le dé la fuerza que necesita para seguir adelante. ¡La misericordia del Señor sobre los abatidos es para siempre!

CONFESION DE FE:
PARA SIEMPRE ES LA MISERICORDIA DEL SEÑOR SOBRE MI VIDA

ORACION:
¡Muchas gracias Señor, porque tu misericordia es para siempre sobre mi vida!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *