Clamen que me quede ciego

ciegoColección II
[Este es un chiste verídico.] Un hermano tenía por costumbre quedarse dormido durante el servicio. Acostumbraba sentarse en la banca y cerrar los ojos. Pero un día, durante un servicio, se corta el suministro eléctrico, quedando todo a oscuras, y en eso se despierta este hermano y comienza a gritar diciendo: ¡Hermanos clamen, clamen que me quedé ciego!.
——————————————————-

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *