Actitud de un Guerrero

guerreroRecordando Una historia que paso en el País de Escocia, cuando eran dominados por los Ingleses, un campesino esclavo se iba a casar con su prometida, un día después de la boda uno de los guardias que los cuidaban se quiso acostar con la mujer de este campesino y provoco un gran alboroto que le costo la vida a la mujer y el quedo fugitivo, luego regreso para vengarse y el coraje de ese hombre provoco una reacción en ese pueblo que al verlo solo contra un ejercito se levantaron en armas y tomaron su aldea y eso los lanzo a unos horizontes mas altos y se le fueron agregando mas hombres de otras aldeas hasta que formo un gran ejercito que pudo hacerle frente al invasor de su País y los pudo sacar.

Esta historia es la de Corazón Valiente.

Hay muchas veces que tienen que pasarnos cosas extremas para que los verdaderos guerreros se levanten.

Pare ser que es una raza muy escasa y de poco valor mientras se esta en el anonimato, adormecidos por las comodidades de la vida, este era un simple esclavo que mientras no se metieran con lo que el mas quería todo iba ha estar muy bien el siendo esclavo y maltratado y humillado por sus amos y así hubiera muerto sino hubiera pasado ese incidente.

Miremos otro incidente de estos pero ahora en la palabra de Dios.

El pueblo de Israel le pidió un rey a Dios para que los guiase en las batallas y Dios se los dio pero un pueblo vecino los filisteos eran sus enemigos más cercanos y los tenían en constantes guerras y un día el ejercito filisteo se encontró con un gigante que vino a retar al pueblo de Israel a un combate cuerpo a cuerpo, el cómo paladín filisteo y cualquiera que recibiera el reto del pueblo de Israel.

El ejercito de Israel entro en gran temor pues nadie quería enfrentar al gigante por su estatura y fuerza, así pasaron días hasta que un joven pastor de aproximadamente 12 años según algunos historiadores, llego al campamento de Israel con provisiones para sus tres Hermanos que se encontraban en el campamento peleando de parte de Israel.

1 Samuel 17:23-26
“23 Mientras él hablaba con ellos, he aquí que aquel paladín que se ponía en medio de los dos campamentos, que se llamaba Goliat, el filisteo de Gat, salió de entre las filas de los filisteos y habló las mismas palabras, y las oyó David.
24 Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor.
25 Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto aquel hombre que ha salido? Él se adelanta para provocar a Israel. Al que le venciere, el rey le enriquecerá con grandes riquezas, y le dará su hija, y eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel.
26 Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente? ”

David estaba tranquilo en su campo cuidando las ovejas de su padre y por esas cosas de la voluntad de Dios, llego allí para oír lo que pasaba en ese lugar, quizás si el padre de David no lo hubiera enviado a ese lugar el hubiera seguido siendo un pastor de ovejas y nunca hubiera despertado ese instinto de guerrero que tuvo.

Así como David tuvo su Goliat para despertar su instinto guerrero el Señor té esta diciendo abre tus oídos y escucha que tu pueblo esta oprimido y perdiéndose en medio del engaño y la mentira que Satanás les puso para engañarlos y separarlos de la voluntad de Dios.

David oyó lo que el pueblo esta pasando por humillación debido a Goliat, y tomo una decisión de tomar su lugar en el campo de batalla.
Lo primero que tienes que hacer al sentirte oprimido por el enemigo es despojarte de tu antigua vestimenta y ponerte la vestimenta de guerrero.

1 Samuel 17: 34-35
“34 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada,
35 salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba. ”

David se despojo de su posición de pastor de ovejas y tomo el lugar de guerrero, y es mas comparo lo que hacia como cosa mayor a la de enfrentarse al gigantesco filisteo.

El problema de la Iglesia es que el enemigo te envuelve en una rutina, te va quitando de apoco el instinto guerrero y te va enfriando y cuando llega la hora decisiva te saca las cualidades superiores aparentemente de el versus tus inferiores fuerzas y eso es así hasta cierto punto, ya que cuando tu te despojas de tu posición y formas parte del ejercito de Jesús ya no vienes en contra de él con tus fuerzas, sino en el nombre que sobre todo nombre esta y es el nombre de mi Señor y redentor Jesús.

Solo tomando tu lugar en el Ejercito de Dios es que vas ha saber cuanto vales y cuanta es tu capacidad de batalla, David nunca se imagino que iba ha ser un gran guerrero, y la única forma de saberlo fue combatiendo.

Dios respalda su palabra y no al hombre que la da ya que dice su palabra que si nosotros nos callamos las piedras hablarían.

Mateo 7:22
“22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

Según este pasaje tu podrás Profetizar por el Espíritu Santo que obra en ti y podrás echar demonios y hacer milagros pues su palabra dice estas señales seguirán a los que creen y fuesen bautizados.

Hacer esto no garantiza que seas salvo pero cualquiera lo podrá hacer, sea salvo o no ya que la del poder es su palabra y no quien la da, además tu vales mucho para Dios imagínate que vales tanto así como que vales toda la sangre de Jesús su hijo.

Poder puedes ya que no tienes ningún requisito mas que creer y ser bautizado.

Lucas 10:17-20
“17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.
18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.
19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.
20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.”

Guerrero todos podemos ser pero Hijos no todos podremos ser y ser hijos y guerreros aun menos podremos ser, recuerda que se llama Jehová de los ejércitos y no-solo de los escuadrones del cielo y del ejercito de Israel, sino de todos los escuadrones de los hijos de Dios que están por todo el mundo regando el evangelio y expandiendo su reino.

Edwyn Cordón Sabillón
Ministerio Poder y Unción
Ministerio Internacional Renacer
San Pedro Sula, Cortes, Honduras, Centro América
edwyn_cordon@yahoo.com.mx
ecordon@dippsa.hn
www.ministeriointernacio.galeon.com
http://estudios.iglesia.net



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *