Cual es la forma correcta


cual es la forma correctaComo debemos de predicar desde los pulpitos es una buena reflexion de comprender las cosas que muchas veces hacemos o decimos quizas por costumbre o por equivocación, Sergio Gebel nos trae esta reflexio.

Muchas veces escuchamos en los púlpitos algunas contradicciones, por ejemplo: Cuando van a predicar, oran pidiéndole a Dios que bendiga su palabra, esto no es correcto porque la Palabra de Dios ya es bendecida.
También se escucha antes de leer la Biblia, utilizar la fórmula :”En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo“, invocar la trinidad en este caso tampoco es correcto.

Hay algunas cosas que si se deben hacer en el nombre de la trinidad, pero no las oraciones, toda oración se debe dirigir al Padre (“Padre nuestro”) y debe ser “en el nombre de Jesús”, auxiliados o ayudados por el Espíritu Santo.
Observemos que enseña la Palabra: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo, en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios padre por él” (Colosenses 3:17)

Luego enseñó Jesús: “Y todo lo que pidiereis al Padre, en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre yo lo haré” (Juan 14:13-14)…(Juan 15:16…16:24)

Esto debe ser así, porque por Cristo tenemos entrada al Padre, el nos reconcilió, es nuestro único mediador, es nuestro abogado y nuestro sumo sacerdote para siempre, llegamos al Padre por los méritos de Jesús.

No es correcto invocar la trinidad en las oraciones, aunque implícitamente la trinidad está involucrada, nos dirigimos al Padre, en el nombre del Hijo y somos auxiliados por el Espíritu Santo que intercede por nosotros. “Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza, porque que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles” (Romanos 8:26)

El bautismo en las aguas se debe realizar en el nombre de la trinidad: “Por tanto id, y doctrinad a todos los gentiles, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19)

Esto es concordante con lo que sucedió en el bautismo de Jesús en el río Jordán por Juan Bautista, allí se hizo presente la trinidad, el Hijo en el agua, el Padre hablando desde los cielos y el Espíritu santo descendiendo en forma de paloma sobre el Señor (Mateo 3:16-17)

Luego la bendición también debe ser trinitaria, la bendición sacerdotal lo era ( Números 6:22-27) y la bendición apostólica y cristiana debe serlo: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la participación del Espíritu Santo sea con vosotros todos, amén” (2 Corintios 13.13)

Se bendicen y se consagran los matrimonios en el nombre de la trinidad, ¿Por que? porque en la creación participaron el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Génesis 1:2), el árbol de la vida en medio del huerto era Cristo Jesús (Génesis 2:9)
Cuando Dios creó al hombre y todo lo que vemos, la expresión era en plural “Hagamos al hombre…” “…es como uno de nosotros…” (Génesis 1:26…3:22)

En el plan de salvación intervino la trinidad y por lo mismo el bautismo se realiza en esa fórmula.
El Padre, el Hijo y el espíritu Santo son una unidad, inseparables, inexistentes el uno del otro, indivisibles, iguales en sus atributos, haciendo un solo Dios en tres personas.

Sin comentarios.

Publique sus comentarios o comente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica si no eres un robot *