Un nuevo Dios la Tecnología


Cell Phone Show New PhonesGénesis 3:22 Y Jehová Dios dijo: –He aquí que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal. Ahora pues, que no extienda su mano, tome también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre.

Los avances tecnológicos de cada día nos muestran el “poder” ilimitado que el ser humano cree tener o pretende tener y le invita a pensar en la ciencia y tecnología como un dios y repite la frase “no hay nada mejor que esto” como tratando de emular la voz de Dios cuando Él dijo “Que todo era bueno” en el libro de los principios de la Biblia.

Pero analicemos que significa ciencia y cuál el significado de la tecnología:

Ciencia (en latín scientia, de scire, ‘conocer’), término que en su sentido más amplio se emplea para referirse al conocimiento sistematizado en cualquier campo, pero que suele aplicarse sobre todo a la organización de la experiencia sensorial objetivamente verificable. La búsqueda de conocimiento en ese contexto se conoce como ‘ciencia pura’, para distinguirla de la ‘ciencia aplicada’ —la búsqueda de usos prácticos del conocimiento científico— y de la tecnología, a través de la cual se llevan a cabo las aplicaciones.

Tecnología, termino general que se aplica al proceso a través del cual los seres humanos diseñan herramientas y máquinas para incrementar su control y su comprensión del entorno material. El término proviene de las palabras griegas tecné, que significa “arte” u “oficio”, y logos, “conocimiento” o “ciencia”, área de estudio, por tanto, la tecnología es el estudio o ciencia de los oficios.

Algunos historiadores científicos argumentan que la tecnología y la ciencia no son sólo una condición esencial para la civilización avanzada y muchas veces industrial, sino que también la velocidad del cambio tecnológico y científico ha desarrollado su propio ímpetu en los últimos siglos. Estas innovaciones tienden a transformar los sistemas de cultura tradicionales, produciéndose con frecuencia consecuencias sociales inesperadas, tales como deificar a la ciencia y tecnología.

La tecnología primitiva es un ejemplo real de estas consecuencias, los artefactos humanos más antiguos que se conocen son las hachas manuales de piedra encontradas en África, en el este de Asia y en Europa. Aquellos que tenían la habilidad de construir herramientas eran considerados dioses, así lo vemos reflejado en la Mitología Griega y Romana, tomemos como ejemplo al herrero de Zeus, Hefesto o Vulcano cuya habilidad de fabricar rayos a través del fuego le hacia dios.

Proverbios 8:14

Conmigo está el consejo y el buen juicio;

Yo soy la inteligencia; mío es el poder.

Para nosotros como creyentes cristianos la ciencia y la tecnología, el consejo y la inteligencia provienen de Dios, y no pueden por si mismas alcanzar una autonomía o una relevancia propia, estas son tan solo herramientas, atributos que Dios en su infinita misericordia permite que poseamos, hoy contamos con la computadora que para algunos debido a su falta de conocimiento, representa la cúspide de la inteligencia humana, piensan y creen que este artefacto puede por si mismo hacerlo todo, pensar, decidir y ejecutar, pero sabemos que esta maquina es tan solo esto, una maquina que refleja el conocimiento implantado en ella de quién la programa y utiliza (Informática), más no puede tomar sus propias decisiones. Otra de las ventajas que hoy tenemos por medio de ella es poder adentrarnos a la supercarretera de la información como se le ha denominado al “INTERNET” (interconexión de redes informáticas) donde podemos encontrar todo tipo de información y dentro de ella encontré este desplegado en una pagina cristiana que quiero compartir con ustedes:

Tal como las calles y los caminos de cualquier ciudad, en la red Internet hay de todo, ya sea entretenimiento – bueno y malo -, arte, comercio, educación y tanto más. Y de la manera que en nuestros pueblos nos ocupamos en llevar el mensaje de vida en Cristo, por aquellos medios que están a nuestro alcance, es que utilizamos este.

Dios nuestro Padre nos ha dado el maravilloso favor de ser LUZ, y la luz en medio de las tinieblas resplandece, Dios es un Dios de orden todo lo ha puesto en su debida dimensión y en su debido valor, mas le ha dado al hombre maravillosos privilegios, el privilegio de decidir, el privilegio de la libertad, y Dios respeta estos privilegios, el apóstol Pablo decía en la primera carta a los Corintios en su capítulo 10 verso 23; “Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. Todo me es licito, más no todo me aprovecha. Y entendiendo en su real dimensión estos privilegios nosotros debemos ejercitarlos con sumo cuidado, no mas libertad, que la que nos favorezca, ni mas decisiones que nos dañen, esto es actuar con inteligencia como verdaderos seres pensantes y poseedores de sabiduría 2 Timoteo 1:7

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de Poder, de amor y de dominio propio.

Así es que querido joven si tu estas mirando la televisión ejercita con valor tu dominio sobre este aparato y decide para tu bienestar espiritual, si a ti te gusta leer decide para tu edificación, si te gusta divertirte decide para tu salud y así en cada decisión de tu vida, ejercita tu dominio propio.

Dios te bendice cada instante de su vida, reconócelo y alábale.

Atentamente:

Alejandro Tavares Rodríguez.
http://estudios.iglesia.net

Sin comentarios.

Publique sus comentarios o comente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica si no eres un robot *