Mi gracia


Muy interesante este pasaje, si leemos con atención habla de nuestra debilidades y no es que seamos debiluchos, si no de las debilidades como personas, debilidades a las cosas que podemos tener en este mundo.

Cual sera tu debilidad, hasle frente y cada vez más te llenaras del poder de Dios porque resistir a nuestras debilidades o en pocas palabras a las tentaciones del diablo, Jesús se va perfeccionando en nosotros.

Sin comentarios.

Publique sus comentarios o comente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica si no eres un robot *