Romper la rutina de la pareja




Con el tiempo, la rutina nos secuestra y dificulta que destinemos un espacio para conversar con nuestra pareja. Y cuando lo encontramos, a menudo no sabemos de qué hablar porque creemos que “ya nos lo hemos dicho todo”. Estas son algunas sugerencias que te pueden ayudar a romper esas rutinas:

Apagar el televisor: Durante algún tiempo, prescindan de la televisión a la hora de las comidas y en las veladas. Ello propiciará que se den entornos de silencio ambiental que los ayude a estimular el diálogo.

Cambiar cines por cenas: Busquen actividades que estimulen el diálogo: salgan a cenar en lugar de ir al cine, donde ni siquiera se ven; o cambien una tarde tumbados en el sofá por un largo paseo. Salir de la casa y redescubrir la naturaleza les estimulará los sentidos.

Hacer cosas juntos: No se dividan las tareas. Si hacen algunas cosas juntos, tal vez podrán hacer menos cosas, pero se comunicarán un poco más.

Compartir los espacios: Tener un espacio vital propio es necesario y puede ser muy positivo para la relación, pero solamente si lo que se hace fuera de la pareja se convierte en tema de conversación.

Comentar lo que ocurre: Hablar de las noticias, tanto de las del mundo como las de su entorno más cercano. Expresar sus opiniones sobre lo que ocurre en el entorno.



Autor: Niko

El contenido es de mi autoría o de varias recopilación de Internet.

Sin comentarios.

Publique sus comentarios o comente

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *